Preparación para nadar “por ellas”

Desde que Giselle me invitó a nadar el “por ellas” todo ha pasado muy rápido. Me llamó un jueves en la noche, el viernes en la mañana ya tenía boletos de avión. Para las 3:30 de la tarde ya tenía un pase de 15 días para entrenar en la alberca en la que nadan todos, para las 4:00 traje de baño igual al del equipo y para las 4:30 ya estaba metida en el agua junto con 5 del equipo.

La historia de este equipo, empieza con Héctor. Me contó que en diciembre del año pasado platicó con alguien que nadó los 35 kms solo, él tiene una hermana que está luchando desde hace 2 años contra el cáncer y quiso unirse al reto como una forma de apoyo a ella. Luego Ale se hizo cargo de lo demás y hoy aquí estamos los 8, todos con alguien cercano en la lucha.

Primera Semana hacia el “por ellas”

El viernes nadamos juntos 6 de los 8. En su alberca, 6 de 8 trabajan en el Sports City. Nadamos series de 20 minutos con 20 de descanso. Los primero 20 minutos los sufrí muchísimo. Para mí empezar siempre es complicado y ahora estaba presionada por el nivel del equipo.

Nadé entre Ale y Christian. Ale es una bala, es buenísima, es la capitana. Ella siempre ha nadado y lo retomó hace 9 meses cuando se metieron al reto. Christian lleva menos tiempo nadando y yo terminé mis primeros 20 atrás de él muy cómoda yendo a su ritmo. En el otro carril iban Daniel, ¡que es un torpedo! Marga que es bastante buena y tiene un muy buen ritmo, y Héctor que nada muy parecido a Christian.

Los segundos 20 minutos fueron mucho mejor, no estuve tan presionada y nadé más feliz. El equipo está increíble, todos muy relajados, nadie me presionó y todos están en la mejor disposición de ayudar.

Ale es la capitana y nos ayuda con los entrenamientos. Le mando el entrenamiento que me manda mi entrenadora para que esté al tanto de lo que me toca hacer y me da consejos. De verdad es un gran equipo y desde que llegué me han hecho sentir parte.

Calculando distancia y tiempos, creo que nadaré como 7 kms el 6 de octubre. Con mucho descanso, pero aún así, nunca he nadado tanto. Me dicen mis amigos que han nadado ese evento, que es el mejor evento del mundo, que el ambiente, la vibra y la gente son lo mejor. No me da miedo, simplemente son muchas cosas ha tomar en cuenta. 12 horas en una lancha, con sol, hay que hidratarse muchísimo, no marearse y no asolearse de más.

Segunda Semana hacia el “por ellas”

El lunes terminé agotada del entrenamiento, creo que el del domingo estuvo pesado. La idea era nadar bloques de 15 minutos y descansar 5, intentando acelerar en cada bloque. El lunes me pesó.

Decidí que el martes haría sólo yoga. Para reponerme del cansancio.

En la tarde, como vamos tan rápido, me tocó cita con el nutriólogo. Necesito apoyo para lo que como y mis recuperaciones. Muero de hambre siempre, pero también estoy mucho tiempo cansada. Cuando llegué, mi midió y me subió a una especie de báscula, me dijo cuántos kilos tengo de masa muscular, en donde están, mi grasa corporal, visceral y la cantidad de agua.

En resumidas cuentas, me sobra grasa y me falta músculo. Eso ya lo sabía. La cosa es subir el músculo y bajar la grasa. Me pasó varios tips para comer y tomar antes, durante y después del entrenamiento (no hago nada).

La idea es que me arme un plan de aquí al “Por ellas” y luego seguirme ayudando en mis siguientes retos. Por que claro, empecé a nadar hacer 6 meses. De no nadar NADA, ahora quiero nadar 3 carreras que suman 15 kilómetros de 1 mes y medio. Puede sonar un poco loco y mi cuerpo, lo está resintiendo.

Miércoles y jueves entrené normal. El viernes ya en Tequisquiapan nadé un poco, el sábado descansé y el domingo, nadé en Taxhimay.

Tengo de aquí al 3 de noviembre para entrenarme mucho y nadar sin parar, ya después me podré relajar unos meses porque en marzo quiero nadar de nuevo. Y se ven 2 viajes a Europa el año que entra, o sea que a nadar que hay muchos planes en el horizonte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *