Obstáculos para viajar

Obstáculo No. 1: La ex….

Siempre hay obstáculos para viajar. Cuando conocí al güero le pregunté su estado civil, me dijo “legalmente separado” que había firmado un papel en la Corte y que vivía en otra casa, en otro pueblo, diferente al de su esposa.

Me puse a investigar y sí, el “legalmente separado” es un pre divorcio que se hace allá para después tener el divorcio. Me tranquilicé y seguí saliendo con él, al parecer tenían contacto mucho porque además hay una hija de por medio y hab{ian estado muchos años casados. Según me dijo él, demasiados. Hasta ahí todo bien.

Después, al parecer a la señora le dieron celos y me empezó a buscar por todos lados, linkedin, instagram, facebook….le empezó a dar like a mis fotos en instagram, a ver mis historias en el INSTANTE en el que las publicaba, y ahí me cayó el veinte de que la señora, está LOCA, LOCA de atar. La bloqueé del instagram y acto seguido, me empezó a seguir la cuenta de su perro!!!! Es bipolar, y no hay como detenerla.

Cuando estaba en su cúspide de celos, me mandó un correo, diciéndome, entre otras cosas “que por mi culpa ella y su hija estaban sufriendo mucho”, no se qué mujer en su sano juicio le escribe correos a la nueva novia culpándola de algo en lo que la única que tuvo que ver fue ella por andarle pintando el cuerno al esposo por mucho tiempo. Mi teoría es que vio que se le apagaba la velita del “ex siempre presente” y pues ahora sí se le estaba yendo para siempre. La señora, que ya es mayor, está peor que adolescente dolida.

Lo peor… al parecer está estrenando novio, muy contentota por el mundo con él, pero siento que el nuevo novio sólo está ahí de decoración. No se si sepa lo complicada que es la señora y lo loca que está, inocente pobre amigo…

Digo que es un obstáculo porque aunque ya le solicitó el divorcio y anda presumiendo que ya tiene muy superado su matrimonio, sigue dando lata. Entorpeciendo la sentencia, poniendo trabas y juntas con los jueces cada que puede. El güero ya le dijo que sí a todo, pero ella quiere ganar y no acepta que las cosas no salgan como ella quiere.

Mujeres que me leen, dejen ir a los esposos que ya no quieren, dejen ya de controlarlos, denle vuelta a la página, se ven FATAL de ardidas. Si ya no las quiere, déjenlo. Pueden ser felices por otro lado, si ya pintaron el cuerno, fue por algo, ahora acepten su derrota y ¡váyanse!

Leave a Reply

Your email address will not be published.