¡Al agua patos en Coatetelco!

El 1 de mayo, día del trabajo, día en que no trabajamos a las 10 am me llama un amigo que si quiero ir a comer a Coatetelco ¿a dónde? ¡Sí a Coatetelco!, una laguna adelantito de Cuernavaca! ¿Laguna? ¡vamos! Paso por ti en 1 hora.

La hora de convirtió en 2, pero él es así. Yo ya estaba listísima para ir a pasar el día en la Laguna y si podía, para nadar. Pasó por mi con la novia de un amigo suyo y el perro de ambos, “Nicolás Cuevas”.

Llegamos a la carretera, la caseta estaba tomada, pero esa es otra historia… Coatetelco está a hora y media de la Ciudad de México, pasando Cuernavaca te sales hacia Xochicalco/Tequesquitengo y sigues indicaciones para Coatetelco. Llegamos a la Laguna y nos quedamos en la Palapa Los Manguitos. Al parecer mi cuate lleva años yendo ahí y esa es la Palapa que le gusta.

Cuando me dijo de acompañarlo a pasar el día, me puse a buscar si en Coatetelco se nadaba (luego hay lagunas demasiado puercas), pero no encontré nada. Como actividades encontré ir a la zona arqueológica, ver aves, pescar, pasear en kayak y en barca, pero no había nada que dijera que se podía nadar.

Cuando llegué a preguntar si podía nadar me dijeron que si sabía nadar, ¡adelante!. Nos tomamos una michelada (cuando vayan pidan la chica, la grande es demasiado grande y se calienta), unos sopes que estaban maravillosos, unas mojarras (y una sopa de mojarra) y ¡al agua patos!

El caldito de mojarra que se comió mi amigo… (no apto para vegetarianos)

Me puse mi traje de baño y me dispuse a entrar a la laguna, NADIE más nadaba ni tenía planes cercanos de mojarse, pero yo a eso iba y no lo dudé ni un instante. Logré entrar a la laguna por un “caminito” y dos segundos después ya estaba completamente adentro. El agua estaba sorprendentemente caliente, aunque habían zonas de agua fría.

Empecé a nadar hacia el centro de la Laguna, muy macha. Pero mientras nadaba y escuchaba música, pensaba en la cantidad de peces que podría encontrarme y en su tamaño. Me apanicaba y regresaba a la Palapa. Luego, nadaba hacia otra palapa y me regresaba. Nadie se quiso meter a nadar conmigo, sólo Nicolás Cuevas me observaba.

Yo soy el punto rosa en medio de la laguna

Después de un rato de nadar y volver, decidí que ya había nadado lo suficiente y nos fuimos a otra laguna que estaba a 4 kms de ahí.

Se llama El Rodeo, es más chica, tiene vacas y muchos mosquitos, no se las recomiendo.

Las vacas tomando agua en El Rodeo

Después de estar un ratito ahí viendo a Nicolás nadar, nos regresamos a la ciudad. Fue un día muy divertido y muy caluroso. Siempre es bueno saber que cerca de la ciudad hay lugares solitarios en los que se puede pasar un gran día.

Mi conclusión es que no es un buen lugar para entrenar, pero sí para nadar un rato y pasar un buen día. La siguiente vez contrataré una balsa que vaya a mi lado y me vaya guiando, quizá así pueda nadar más sin terror a no saber hacia donde me dirijo.

Precios:

  • Casetas: $149
  • Precios en la Palapa Los Manguitos (Lunes a Domingo, de 10 AM a 7 PM, los 365 días del año)
  • Micheladas $60
  • Mojarras $150-$170
  • Caldo de mojarra $50 – $150
  • Orden de 12 Sopes $70
  • Paquetes familiares desde $140 pesos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *